Hemorroides o almorranas, esa es la cuestión

June 28th, 2012

almorranasNormalmente escuchamos en televisión a las personas que sufren hemorroides, o diversos tratamientos para aliviar los efectos de las hemorroides y sin embargo, en nuestro entorno cotidiano escuchamos a más de una persona que afirma que sufre o que se está tratando las almorranas. ¿Hemorroides o almorranas? ¿Qué diferencia hay entre ambas? Pues la diferencia que hay entre las hemorroides y las almorranas es muy simple: ninguna, los términos hemorroides y almorranas son sinónimos, por lo tanto, las nombremos como las nombremos, nos estaremos refiriendo a la misma dolencia.

Y si hemorroides y almorranas significa exactamente los mismo ¿cuál es el término correcto? Normalmente el término hemorroides se utiliza en las ocasiones en las que estamos manteniendo una conversación más formal, con alguna persona con la que no tenemos la suficiente confianza. Y por supuesto, cuando acudimos a la consulta del doctor siempre le pedimos que nos trate las hemorroides. Por el contrario, la palabra “almorranas” se usa de una forma más coloquial. Formal o coloquial, hablemos de hemorroides o hablemos de almorranas, la conversación será la misma.

Dejando a un lado la terminología, las hemorroides o almorranas son inflamaciones de las venas de la zona del ano, producidas por factores tan diversos como la falta de ejercicio físico, una incorrecta alimentación y el más decisivo, la genética de la persona. El conjunto de estos factores provoca que las venas se obstruyan, no pueda circular por ellas correctamente la sangre y se inflamen formando lo que se conoce como hemorroides o almorranas.

No es muy común pero tampoco demasiado extraño que una persona comente a las personas de su mayor confianza que tiene almorranas, pero de estos, es un porcentaje muy pequeño el de las personas que acuden a su médico para solicitar un tratamiento contra las hemorroides.

Gana 5€ de regalo de bienvenida Suscríbete y disfruta YA de 5€ de descuento y muchas ofertas más